Secciones

Sidebar Ad

Marcelo Ebrard lamentó baja distribución de vacunas a través de Covax

El Gobierno mexicano lamentó este lunes que la plataforma Covax y organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) no cumplieron todas sus metas para la distribución equitativa de las vacunas de covid-19.

«No se logró que Covax cumpliera todas las expectativas, porque Covax es un instrumento que depende de los productores de vacunas, y si el productor de una vacuna te dice ‘el Gobierno no me deja exportarla’, pues tú no la puedes mandar a ningún lado», declaró el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

El secretario recordó el esfuerzo de México en febrero pasado, cuando presentó una resolución en la Asamblea General de las Naciones Unidas para exhortar a un reparto equitativo de las vacunas y evitar el acaparamiento de países ricos.

Aunque México impulsó el Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19, conocido como Covax, con la que precompró más de 50 millones de unidades, el país sólo ha recibido cerca de 4,3 millones de esta plataforma, que el 8 de septiembre admitió que sólo entregará 1.400 millones de 2.000 millones de dosis que había prometido este año a naciones en desarrollo.

Aun así, el canciller destacó que han llegado 109 millones de dosis de diversas farmacéuticas a México, que espera recibir un total de 150 millones este año.

«Si bien no se logró todo el objetivo que se quería al principio, si no se hubiese hecho un esfuerzo multilateral hoy México no tendría, para poner los números, más o menos el 30 % de las dosis que tenemos, o sea, no tendríamos vacunas para 30 millones», apuntó.

La subsecretaria de Asuntos Multilaterales de la SRE, Martha Delgado, también cuestionó a los organismos internacionales, en particular a la OMS, por la lentitud en la autorización del uso de emergencias de las vacunas y la liberación de patentes.

«Creo que a un año y medio de haber empezado esta labor todavía quedan debiendo muchos organismos multilaterales, desde mi perspectiva personal, política, la Organización Mundial de la Salud ha estado bastante atrás de lo que el mundo necesita», opinó.
En tanto, la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carmen Moreno, anunció que México pedirá al G20 que acepte todas las vacunas avaladas por la OMS como requisito de viaje.

La diplomática criticó a Europa por no aceptar la validez de los fármacos que ellos no utilizan.

«Resulta que ahora hay vacunas, nosotros decimos, que son aristrocráticas, unas vacunas de primera, otras de segunda y otras de tercera, y nos parece que es totalmente inadecuado ese manejo de las vacunas», manifestó.

Al final de la presentación, el canciller Ebrard declaró a medios que México busca producir la vacuna de Pfizer en el país, lo que prevé que ocurra el año próximo.

«Es una vacuna que vamos a necesitar varios años», admitió.